Follow Me

Close
Gordita, Sabina, te mueres así de pronto y me recuerdas tantas cosas. Cosas que de cualquier manera nunca olvido por más que lo intento. Lo haces real, me lo escupes en la cara, o debería decir, babeas. Lo haces presente, aquello de lo que nos olvidamos por estar viviendo.
Aún no puedo hablar de lo que es ser madre; no lo conozco. Pero puedo hablar de lo que se siente tener un papá y una mamá como los míos, y no hay cosa en mi vida de lo que esté más agradecida que de mis padres y de la invención del helado.
Ayer soñé con mi abuela, pero al despertar lo había olvidado.   Amanecí emocionada por el último sueño (dicen que tenemos muchos en una noche, yo seguro tengo millares), mucho más superficial, un tanto al límite entre el placer y la necesidad de huida; más común en mí; más violento.   Después [...]
I call you because for the past few years that is what we’ve been doing half of the time: talking on the phone separated my thousands of miles. And as I type “few years” I’m surprised of the passing of time [as always] but especially of the time I’ve spent by your side. Who would […]
Hoy podría ser uno de esos días en la vida que uno recuerda por siempre; y estoy segura que esto lo he pensado antes: “nunca me voy a olvidar de este día” Nos puedo ver bajando las escaleras de cemento de la escuela primaria. Íbamos las tres, y como de costumbre yo no me callaba; […]

Featured In