Follow Me

Close
Sé que me harás falta, me haremos falta. Y te buscaré en los camellones del periférico y entre las apretadas pirámides de Cuicuilco. Me iré de casa por la mañana cuando la ciudad duerme y me plantaré cerca de los márgenes de la ciudad –que no existen- para invocar a la cigarras muertas.
La Guerra como comprobación de que el absurdo existe. La Guerra que emprendemos entre tú y yo sin estar desnudos. ¿Cuál es la verdadera guerra? Dímelo; la que veo en la televisión o la que libro conmigo misma todos los días. En la que mueren niños o en la que cada vez con más alevosía […]